Crea Concursos en Facebook ahora! Probar SocialTools gratis

TEST DE REDACCIÓN DE CONTENIDOS: COMO MEJORAR LA CALIDAD DE TUS CONTENIDOS Y ADAPTARLOS A TU AUDIENCIA

Por María Eugenia Guidara | Redactora en Socialtools.me

testear la redacción de contenidos

Los negocios online tienen un gran desafío: escribir bien. Dentro de la estrategia integral de marketing digital, es uno de los aspectos centrales para generar atracción y por lo tanto, vender más.

Este test práctico te permite probar si tus contenidos online atraen a tu audiencia. ¿El objetivo? Generar lo que se llama “buen contenido”.

Claridad, ganas de saber más, acción

Si sos dueño de una marca o negocio con presencia en las redes sociales sabrás de la obsesión por captar tráfico rápidamente hacia tu sitio web. Ahora bien, ¿qué tienes para ofrecerles a esas personas que aterrizan en tu página?

Alerta! Si tus lectores no encuentran lo que buscan, es muy probable que se marchen para siempre.

dontgo

En una publicación del Content Marketing Institute, se cita un resultado muy interesante de la Encuesta de Experiencia Digital de IBM 2015:

“56% de los especialistas en marketing creen que el contenido personalizado promueve tasas de compromiso más altas”.

Un contenido pensado específicamente para la audiencia es un contenido que le ayuda a las personas a recordar una marca, a comprometerse más con ella. En definitiva, alimenta una interacción positiva entre el cliente y la empresa.

Esto es lo que tus visitas deben encontrar en tu sitio web, blog y todas las páginas relacionadas con tu negocio. Nada más y nada menos que BUEN CONTENIDO: que responda a sus inquietudes o resuelva sus necesidades, que sea claro, que les provoque ganas de saber más y que los incite a la acción.

Cómo realizar el test de tus contenido depende de la audiencia (el “Quién” de esta historia)

¿Quién es tu audiencia? Mejor dicho, ¿Quiénes son tus lectores? Es bastante obvio: ¿cómo vas a escribir contenidos personalizados sin saber a qué persona te diriges? Entonces, a la hora de saber si un contenido está funcionando, el test dependerá de para quién ha sido escrito. Una cosa no puede existir sin la otra.

Por ejemplo, no todos los lectores tienen los mismos antecedentes educativos ni los mismos conocimientos. ¿Qué pasa si le hablamos a un lector de aquello que ya sabe? Lo aburrimos. ¿Qué pasa si sabe menos de lo que se creía? Se frustra y hasta puede irse.

Ahora sí, ¿Cómo testear tus contenidos?

¿De qué va este test? Pues en realidad está inspirado en una publicación realizada por Government Digital Service (GDS) y escrita por dos especialistas: Christine Cawthorne (estratega de contenido en GDS) y Emileigh Barnes (diseñadora de contenidos de 18F, sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos).

Puedes testear tus contenidos, a partir de alguna de las siguientes prácticas (que pueden ser todas aplicadas o seleccionar las que creas que pueden funcionar mejor según tu audiencia):

  1. Preguntas de Final Abierto
  2. Dejar que las personas elijan sus propias palabras
  3. Test A/B
  4. Test Cloze
  5. Prueba A/B + preferencias

1.- Preguntas de Final Abierto (o simplemente Preguntas abiertas)

Si alguna vez te has enfrentado a la tarea de crear un formulario para una encuesta, sabes que existen preguntas cerradas y preguntas abiertas. Ejemplos:

¿Te interesa bajar hasta 5 kilos en una semana casi sin hacer esfuerzos? -> Las respuestas posibles a esta pregunta son dos: Sí/No. Es una pregunta cerrada.

¿Cuál es tu opinión acerca de las dietas que te prometen bajar una gran cantidad de kilos en el lapso de unos pocos días sin hacer ningún esfuerzo? -> Las respuestas son casi infinitas. Es una pregunta que deja un final abierto en manos de quién la responde.

Solo las preguntas abiertas te pueden servir a modo de poner a prueba tus contenidos. Algunas de ellas podrían ser: ¿Qué has entendido de … (x proceso, explicación, acontecimiento, etcétera)? ¿Qué significa esto para ti?, ¿Qué crees que le falta a esta información?

Una situación muy útil para aplicar esta práctica de prueba de redacción de contenidos online es la publicación de contenidos explicativos acerca del funcionamiento de un producto o servicio. ¿Qué necesitamos saber? Si ha sido un contenido fácil de leer, si se ha entendido lo que se ha querido explicar, si ha sido entretenido.

ejemplo preguntas abiertas

2.- Dejar que las personas elijan sus propias palabras

Esto tiene que ver con el punto anterior, pero se enfoca directamente en las palabras que utilizan los lectores para saber si en la redacción de contenidos se está hablando “el mismo idioma”. Por ejemplo, los jóvenes de la generación Millenials no se expresan de la misma forma que el resto de las personas. Tienen sus propias palabras.

Lo mejor de esta técnica es que te permite incluir esas palabras en tus contenidos y lograr una influencia más directa en quienes te leen. Veamos un ejemplo de una de las autoras del post de GDS (el post “inspirador).

Christine trabajó en una aplicación que ayudó a los jóvenes a prepararse para las entrevistas laborales. La app les permitía seleccionar los sentimientos que están experimentando. Pero no se limitaba a eso: les daba la opción de introducir sentimientos escritos por ellos. 

ejemplo palabras propias

Fuente: GDS

Desde las redes sociales, existen muchas maneras de aplicar está técnica. En nuestro artículo Estrategias del Marketing Visual + Preguntas: 10 modelos de una fórmula que nunca falla, puedes ver algunos casos similares a esta técnica pero en versión social media.

3.- Test A/B

Directamente, vamos con un ejemplo publicado por el blog de Government Digital Service (GDS).

El Servicio Nacional de Salud (NHS) escribió ocho variaciones de contenido solicitando a los usuarios que se inscriban como donantes de órganos. Algunas de ellas son: 

  • Únase al Registro de Donantes de Órganos del NHS. Podría salvar o transformar hasta 9 vidas como donante de órganos.
  • Únase al Registro de Donantes de Órganos del NHS. Tres personas mueren cada día porque no hay suficientes donantes de órganos.
  • Únase al Registro de Donantes de Órganos del NHS.

No es más que un experimento. ¿Quieres saber cómo terminó? Pues se midió la tasa de registro de cada pieza de contenido y se eligió la más exitosa: “Únase al Registro de Donantes de Órganos del NHS”. La más simple, la más sencilla.

ejemplo test ab

En concreto: el Test A/B compara dos versiones de contenido (o más versiones, dependiendo lo que consideres necesario). Si te estás preguntando porque tus usuarios no están interactuando con tu sitio web como esperabas, es hora de empieces a probar la redacción de contenidos con técnicas como esta. ¡No te olvides de tu landing page!

4.- Test Cloze

Esta práctica para someter a prueba la redacción de contenidos, tiene un objetivo claro: medir el nivel de comprensión de la audienciaConsiste en eliminar ciertas palabras de una porción de texto. Lo que hacen los lectores es completar los espacios en blanco.

¿Cómo se eliminan las palabras? Dos fórmulas: borrando una de cada cinco palabras o eliminando palabras clave (sustracción selectiva). Como respuestas se pueden aceptar sinónimos o las palabras exactas que ocupan esos lugares.

Por supuesto, no debemos olvidarnos de la responsabilidad que tiene el texto en hacer que el lector comprenda lo que está escrito.

CLAVE: A MAYOR NIVEL DE COMPRENSIÓN POR PARTE DEL LECTOR, MAYOR ÉXITO DE LOS CONTENIDOS.

Observa el siguiente gráfico del “Buen contenido” realizado por Christine Cawthorne.

good content

Fuente: GDS La estrella verde marca el punto ideal de un contenido

5.- Prueba A/B + preferencias

Esta estrategia mezcla las dos técnicas: comparar dos versiones de contenido e indagar sobre las preferencias del público. 

Observemos cuáles podrían ser algunas de las preguntas a realizar para descubrir las preferencias de tus lectores:

  • Directamente: ¿Prefieres A o B?
  • Seguimiento de la respuesta: ¿Por qué? ¿Por qué no?
  • Preguntas cualitativas: realizar todo tipo de preguntas para saber aun más sobre la visión subjetiva (y los comportamientos) de cada persona.

BONUS: Ya lo dijimos antes, pero lo volvemos a repetir: la legibilidad de tus contenidos es fundamental para la comprensión/conexión del lector. Medirla te ayudará a saber cuán difícil es tu texto. El lenguaje sencillo es una regla a la hora de escribir. 

Chequea estas herramientas:

  1. Coleman Liau Index
  2. SMOG Index
  3. Gunning fog Index
  4. Readable Free Readability test tool, te permite cargar el enlace completo de tu sitio web y medir su legibilidad de un solo clic. Es nuestra destacada. 

readabilityEn conclusión, el test de redacción de contenidos online es personalizable

Puedes llevar a cabo una o más prácticas y comparar los resultados.

Recuerda que los buenos contenidos están haciendo la gran diferencia en materia de marketing digital.

Las palabras pueden transformar cualquier conducta (por reacia que esta sea). Escribir bien puede convertirse en vender bien.

Ahora cuéntanos: ¿alguna vez pensaste en poner a prueba la redacción de contenidos? Si lo hiciste, ¿qué pruebas utilizaste? ¿Cuáles fueron los resultados? Nos vamos felices de haber compartido esta información contigo porque creemos que es realmente valiosa.

 

Nos despedimos con estos artículos que es muy probable que te interesen (¡nos vemos pronto!):

 

 

Comments

comments