cómo aprovechar una base de datos