UN MEDIA KIT VOLVERÁ A LAS MARCAS LOCAS POR TI ¿QUÉ ESPERAS PARA HACERLO?

<![CDATA[¿Lograste incrementar tu número de seguidores en redes sociales y atraerlos a leer el contenido de tu blog? Es momento de crear tu Media Kit para empezar a tener ganancias. Si realmente te consideras una persona que podría influenciar a sus seguidores para consumir un producto, seguir una marca, etc. Las marcas se volverán loca por ti y buscarán contratarte si sabes cómo presentarte.
Arma tu Media Kit siguiendo la guía de SocialTools
Un Media Kit es un documento llamativo que represente un resumen de lo que ofreces tú para las marcas. Dentro de este archivo debes lograr comunicar de forma clara y asertiva a tus patrocinadores los alcances que pueden llegar a tener si te contratan. Incluye información valiosa como: biografía, datos y estadísticas, imágenes de casos de éxito, una breve descripción de nuestro mercado (o seguidores) y una propuesta comercial.
Si no lo has notado, hoy en día la mejor manera de promocionar un producto en la actualidad es de boca en boca. En el caso del mundo digital y para aprovechar el alcance que puede llegar a tener, una mención de alguien, aún un microinfluencer podría potencializar las ventas de cualquiera. Recuerda que de la vista nace el amor. Lo que queremos es que al crear tu media kit lo tomes como una carta de presentación, un portafolio, exclusivo de bloggers e influencers. Esta herramienta, si bien lograda, será tu gran carta al momento de seducir a tus posibles patrocinadores. ¡Manos a la obra!
Arma tu Media Kit siguiendo la guía de SocialTools

¿QUÉ MATERIAL NECESITO PARA MI MEDIA KIT?

 Para comenzar y no perder tiempo mientras estés armando tu Media Kit, te recomendamos tener archivos listos para ser agregados. Recopila una buena fotografía de ti, logotipo de tu marca/blog, datos duros, imágenes que mejor representen tu contenido y una paleta de colores que vaya de acuerdo con tu imagen seleccionada.
 

¿POR DÓNDE COMIENZO?

 Pues como todo, hay que comenzar por el principio. Lo primero que debes hacer es presentarte: redacta una breve descripción de quién eres, de dónde vienes, de qué trata tu blog, qué te inspira, etc. Esta parte será la más importante para cautivar a tus lectores y que continúen leyendo el resto de tu Media Kit. Pon extrema atención en cuidar la ortografía. Nada habla peor de una persona que una falta de ortografía y recuerda que aquí buscamos que te contraten para representar a su marca. Además, no necesariamente debes mantener un lenguaje formal, deja que tu redacción exprese un poco de tu personalidad y dale un toque único, claro, sin caer en lo mundano.
 

¿POR QUÉ ESCOGERTE A TI?

 En este apartado, es momento de sacar el corazón y enamorar (sí, has leído bien: enamorar) a tus prospectos. Ya conocen de qué tema trata tu blog, ahora diles qué te hace especial. Intenta en esta parte plasmar cuál es tu diferenciador sobre tu competencia y dales razones para ver que tú eres la mejor opción para promocionarse de forma digital. Puedes incluir menciones a publicaciones que has hecho, reconocimientos, eventos, etc. ¡No dejes nada fuera!
 

PERMITE QUE LOS NÚMEROS HABLEN POR TI

 Ahora que has encantado a tus posibles patrocinadores, imagina que están considerando seriamente invertir dinero en ti. Esto no se lo tomarán a la ligera y seguramente quieren el mínimo riesgo posible al hacerlo. Es por eso, que querrán saber de números, que probablemente sea lo que mejor conocen. Piensa en qué números podrían realmente traerte un beneficio comercial e inclúyelos. Algunos ejemplos son: cantidad de seguidores por red social, estádisticas de alcance y engagement.
 

LLEGÓ EL MOMENTO DE HABLAR DE NEGOCIOS

Ha llegado la parte “incómoda”, dirían algunas personas. Piensa bien qué ofrecerás a tus clientes, y cuánto cobrarás por ello. Reduce tus paquetes a 3 máximo. Pon una breve explicación de lo que incluiría cada uno, y deja los grandes textos olvidados. Tu cliente no tendrá tiempo y perderá interes si no eres breve y claro. ¡Ten siempre esto en mente!
 

ADORNA TUS TEXTOS

Como mencionamos anteriormente: de la vista nace el amor. Maqueta tu Media Kit y métele diseño para que a simple vista refleje la esencia de tu blog. Agrega imágenes, tuya y de tus publicaciones. Házlo de forma ordenada y pensada para atraer a tus prospectos. Siempre mantén tu paleta de color y tipografías para tener un aire de familia entre todos tus gráficos digitales.
 

INVÍTALOS A COLABORAR Y NO OLVIDES MENCIONAR A QUIÉN CONTACTAR

Por más trillado que esto suene, hay una gran cantidad de personas que al promocionar sus servicios olvida lo más fundamental: datos de contacto. Cierra tu Media Kit de la mejor manera invitando a tus prospectos a ser colaboradores. Incluye

todos tus datos de contacto, nunca sabes a manos de quién podría llegar más adelante esta gran herramienta.
¿Terminaste tu Media Kit con éxito? Bien, pues probablemente haya quedado un documento de más de una página. Guárdalo en un formato compatible con cualquier device o computadora, .pdf es una buena opción. Antes de lanzarte a mandar tu Media Kit a todos tus posibles clientes, crea un resumen de este: mejor conocido como Press Kit. Esto te ayudará a poner dentro de una misma diapositiva la información más relevante de ti, tu blog, y qué ofreces a las marcas. Una vez que tengas ambos, empieza a buscar clientes potenciales y escríbeles con una propuesta de colaborar. ¡Mucho éxito!
 ]]>